Información

Entrevista nuevo presidente Dolibarr

 

entrevista presidente

El ERP&CRM Dolibarr es un buen ejemplo de software libre independiente. Actualmente es desarrollado, mantenido y apoyado, después de más de diez años, por una gran comunidad de desarrolladores y usuarios asociados bajo la asociación Dolibarr. En su última Asamblea General, celebrada en junio de 2016 en el marco de la Devcamp Internacional de Dolibarr celebrada en Génova, Italia, Maxime Kohlhaas fue elegido a como presidente, sustituyendo a Laurent Destailleur, quien era presidente desde 2010.

Continúa leyendo.

P: Hola Maxime, eres el manager y co-fundador de la empresa de consultoría especializada en Dolibarr ATM y acaba de tomar la presidencia de la asociación Dolibarr. ¿Cuáles son sus ambiciones para Dolibarr?

R: Hola y gracias por esta oportunidad. En la asociación Dolibarr, sólo quiero hacerla crecer. Al igual que hacemos en ATM Consulting, queremos conseguir que la asociación comience una nueva etapa, aumentar el número de miembros, aumentar la conciencia de marca a través de la comunicación y garantizar que las empresas que gravitan alrededor de la asociación, inviertan el máximo en el proyecto.

P: ¿Cuáles serán sus prioridades?

R: Quiero empezar por el fortalecimiento de la estructura organizativa de la asociación con, por ejemplo, la contratación de un empleado para gestionar el día a día de la asociación y ser sensible a las solicitudes externas. Mientras tanto, quiero invertir en la promoción del software, sobretodo en la comunicación. Prensa, anuncios de televisión, revistas... Esto aumentará la notoriedad Dolibarr, así como el número de miembros y por lo tanto los participantes del proyecto, sin dejar de ser gestionable por la organización.

P: ¿Quién ha desarrollado Dolibarr?

Todo el mundo. Todos los que de una manera u otra, son parte de la comunidad: los desarrolladores, traductores, probadores y usuarios. La comunidad central nació en Francia, pero ahora los participantes provienen de todo el mundo.

P: Para una empresa, ¿no es más tranquilizador utilizar una herramienta desarrollada por una empresa en concreto?

R: Al contrario, el software propietario de una empresa privada significa que los clientes se ven obligados a seguir las directrices de la empresa desarrolladora en términos de evolución, costes, personalización, etc. Incluso es un riesgo, ya que si la empresa desaparece, los clientes se ven obligados a cambiar de software. El uso de software de código abierto permite en cualquier momento la personalización y evolución del software a través del código, por lo que se puede hacer a través de una empresa de desarrollo externa o internamente dentro de la empresa. La fuerza de código abierto radica en el gran número de participantes de la comunidad.

P: ¿La evolución del “core” de Dolibarr a veces puede cuestionar el uso de módulos externos? En ese caso, ¿cómo afecta al usuario?

R: El uso de un módulo externo significa que ha sido instalado para responder a una necesidad no existente en el “core” de Dolibarr en un momento dado. Si la funcionalidad está presente en el “core”, los usuarios pueden cambiar su funcionamiento a través de un módulo externo. En los cambios de versión, tendrán que validar la funcionalidad y revisar que sigue siendo compatible. Después de eso, nada impide que mantenga el módulo externo y no utilice la funcionalidad del “core”. Mientras las funcionalidades del “core” son mantenidas por la comunidad, el módulo externos suele ser mantenido por su desarrollador original.

P: ¿A qué perfiles de usuario se dirige principalmente Dolibarr?

R: Las funcionalidades base están orientados a temas comerciales y de facturación. Pero con las últimas novedades y los módulos externos, otros servicios (compras, logística, producción, recursos humanos, dirección, etc.) pueden tener que usar la aplicación. Al final, todos los miembros de una organización gestionada a través de Dolibarr puede tener acceso, siendo una de las grandes ventajas de la aplicación la centralización de la información y el trabajo colaborativo.

P: ¿La Ley de Finanzas de 2016 tiene un impacto en el desarrollo y uso de Dolibarr?(Nueva ley francesa)

R: El objetivo es asegurarse de que una empresa no puede eliminar los datos, lo que le permitiría ocultar las transacciones comerciales con la administración tributaria. Para ello, la ley prevé la creación de una certificación para los software de gestión, sobretodo los apartados de facturación y cobro, que debe demostrar que las manipulaciones de estos apartados no son posibles a través del software. Para los desarrolladores de Dolibarr, esto significa la creación de bloqueos en las funciones del software, para los usuarios, esto significa un uso más riguroso y un poco menos de flexibilidad... Pero afecta a todo el software en el mercado y los softwares privativos también tendrán que implementar estos cambios.*

P: Por último, ¿cómo ve el futuro de Dolibarr?

R: Veo una comunidad de Dolibarr cada vez más amplia, tanto en Francia como en el extranjero, ya tenemos algunos representantes en varios países. Organizamos también un Devcamp internacional cada año y me gustaría ver dentro de unos años una Devcamp compuesta por representantes de muchos países que utilizan Dolibarr.

* Esta normativa adaptada por el país de Francia, es muy posible que llegue a otros paises europeos con la finalidad de evitar frauder por parte de las empresas.

Traducción de la entrevista concedida a ediciones D-Booker: http://www.d-booker.fr/content/98-interview-de-maxime-kohlhaas-president-de-l-association-dolibarr

 

 

Aviso Legal

El responsable de esta página web es 2byte.es Soluciones Informáticas S.L., sociedad inscrita en el Registro Mercantil de la provincia de VALENCIA, Tomo 8909, Folio 172, Libro 6195, Hoja V129808, Inscripción 2, con C.I.F. B98051832 y domicilio social en C/ SAN RAMÓN, 5,46702, GANDIA (VALENCIA). También puede contactar con nosotros a través de la siguiente dirección de e-mail: contacto@dolibarr.es.